TERAPIA BIOMAGNÉTICA

TERAPIA BIOMAGNÉTICA
INVESTIGA TERAPIAS ALTERNATIVAS PARA "ENFERMEDADES INCURABLES".

sábado, 3 de junio de 2017

BIOMAGNETISMO PARA ACTIVAR Y DIRIGIR CÈLULAS MADRE HACIA EL ÒRGANO DAÑADO (PAR GEN)

Caso Clínico: ARTROSIS SEVERA DE CADERA (Lima Perú 2016 - 2017)

Paciente de 54 años con diagnóstico de artrosis de cadera izquierda, tuvo una fuerte caída en setiembre 2015 que le provocó una impactaciòn de la cabeza del fémur con el acetábulo, (choque fémoroacetabular),  impidiéndole caminar sin dolor y balanceando el cuerpo para poder caminar.

El espacio entre la cabeza del fémur con el acetábulo prácticamente había desaparecido, en la imagen radiográfica aparecía casi “soldada” la cabeza femoral con una deformada articulación coxofemoral, como se evidencia en las radiografías 1,2,3. de Enero 2016

Radiografía Nº 1   Enero 2016

Radiografía Nº 2   Enero 2016

Radiografía Nº 3   Enero 2016
Las radiografías 1al 3 muestran disminución y pinzamiento del espacio articular con esclerosis subcondral del borde acetabular, y osteofitos marginales.
Los especialistas le indicaron el 2015 que dada la gravedad de la lesión y su nivel de discapacidad deberá someterse a una cirugía para colocarle una prótesis de cadera, ante esta opción decide probar con otras terapias no invasivas.
Después probar infructuosamente diversos tratamientos alopáticos y alternativos que no mejoraron su cojera, su intenso dolor crónico y discapacidad manifiesta hasta para cambiar de posición en la cama, gran dificultad para levantarse de una silla o cama por sí misma (la cual le tomaba varios minutos) acude en última instancia a BMM en setiembre 2016.

Luego de 6 sesiones de BMM (setiembre 2016 - diciembre 2016) + SMR + terapia homeopática, hay mejoría en su marcha, reducción del dolor que la aquejaba, en un 70%, disminución del tiempo utilizado para levantarse de una silla o de la cama, así como el dolor que estos movimientos implicaban anteriormente. 

Después de haber concluido las 6 sesiones de BMM se indica Radiografía de control para fines de Diciembre 2016, la cual muestra una mejoría de las imagenes artrosicas en cadera izquierda con respecto a las radiografías de enero 2016.

       Radiografía N° 4   Diciembre 2016

.

 El reporte radiografíco N° 4 reporta imagenes compatibles con artosis coxofemoral estadio 3



En vista de la buena respuesta clínica y radiológica al tratamiento alternativo y como segunda fase de su tratamiento con BMM se indica sesiones de regeneración tisular con la técnica Par Gen (inducción y direccionamiento magnético de células madre).

Paciente acude 2 meses después para tratamiento regenerativo (Marzo 2017) luego de haber fracasado 4 sesiones de inmunoterapia a la que fue sometida y que ocasionaron más bien un retroceso en la curación de su enfermedad.

Nº de Sesiones PAR GEN indicadas: 2 por semana por 3 semanas
Foco: ARTICULACION CADERA IZQUIERDA.
PRIMERA SEMANA

Primera Sesión 13/3/2017 11:00 am (18 min): Por la noche sensación no dolorosa de que “le succionan su ombligo”.

Segunda Sesión 17/3/2016 12:30 (19 min,): sensación IDEM a la primera sesión primera.

SEGUNDA SEMANA

Tercera Sesión: 26/3/2017 12:05 m. (23 min.). Esa noche alrededor de las 3:00 am sintió nuevamente la succión en el ombligo, minutos después una incomodidad en la cadera/glúteo izquierdo, no puede precisar su naturaleza, que duró aproximadamente 2 horas. Tomó un analgésico a pesar que no era dolor, pero la incomodidad se mantuvo el resto de la noche, al levantarse al día siguiente estaba asintomática.

Cuarta Sesión 31/3/2017 11:40 am. (21 min.)   Esa noche siente en ombligo sensación de succión por 1 hora, que la despertó en la noche, posteriormente siente dolor en el glúteo izquierdo el cual duró 8 horas aunque de menor intensidad que en la 3ra sesión.

TERCERA SEMANA

Quinta Sesión: 3/4/2017 12:50 (19 min) Se realiza sin mayor dificultad, se disminuye el gaussaje de impacto.

Evolución: Paciente manifiesta que el lunes 3 de Abril sintió molestia casi toda la noche hasta mediados del día siguiente, como una quemazón, “como una ardencia” pero era en toda la zona alrededor de la cadera izquierda. El ombligo nuevamente con sensación de succión pero sin mayor molestia dolorosa.

Sexta sesión (15 minutos) 8/3/2017

Evolución: Luego de 3 días de la 6ta sesión persistieron las molestias similares a la 5ta sesión pero fueron disminuyendo progresivamente, 12/4/2017 ha notado que la articulación de la cadera izquierda que le sonaba tanto (y cuyo sonido crujiente la desestabilizaba emocionalmente), ha bajado desde la sexta sesión, y ya no siente mayormente el sonido. Ha notado también que ha mejorado la caminata a pesar de que ya no está haciendo terapia física por razones económicas.

Ella dormía con una almohada en medio de las piernas para estabilizar la cadera izquierda “para que no haya un vacío en la cadera”, antes no podía dormir apoyada en el lado izquierdo (afectado), ahora ya no necesita usar la almohada, duerme sin darse cuenta sobre el lado afectado sin experimentar dolor.

El dolor intenso que sentía crónicamente en la cadera ya no lo tiene, aunque de todas maneras refiere que toma por precaución la pastilla para el dolor, aunque en menos dosis.

Ha mejorado también en el tiempo que tenía que esperar para poder pararse, ahora se para más rápido y sale a caminar.

Desde hace un año u medio, para bajar del taxi tenía que esperar un momento (60-30 segundos) antes de empezar a poner el primer pie en la pista y caminar, desde hace 2 semanas toma el taxi e inmediatamente baja y camina.

EVOLUCIÒN LUEGO DE TÈRMINO DE SESIONES CON PAR GEN

16/4/2017: Luego de una semana de la sexta sesión de Par Gen siente un calor fuerte en articulación coxofemoral de aproximadamente un minuto de duración pero esta vez ha sido más fuerte que en anteriores oportunidades, sin embargo fue bajando la sensación suavemente hasta que quedó en nada, sucedió cuando estaba en la cama como a las 9 am. Refiere que fue una sensación como si le estuvieran inyectando un calor en la región coxofemoral izquierda. Paciente está convencida de que es un efecto del Par Gen y que se está regenerando su articulación, refiere que no le importa que tenga este tipo de sensaciones molestas intempestivas (así tenga que soportarlas días o semanas) si con ello se va a mejorar su articulación coxofemoral.

Se indica una Rx de cadera para fines de abril 2017 para evaluar radiográficamente resultados de la terapia Par Gen.  

25/5/2017: paciente manifiesta que durante las últimas 2 semanas esporádicamente ha vuelto a sentir esa sensación de calor/molestia en la cadera izquierda, de aproximadamente 2 minutos de duración.   
        Radiografía Nº 5  Mayo 2017

      Radiografía Nº 6   Mayo 2017

Las radiografías N° 5 y 6 muestran una mejoría del cuadro artròsico de la articulación coxofemoral, en relación a las radiografías de marzo y diciembre 2016 con recuperación del espacio acetábulo.femoral, disminución notable de la esclerosis del cartílago articular tanto en la cabeza del fémur como de la fosa acetabular, lo cual solo es explicable que ha habido un proceso de regeneración del cartílago articular de la cadera izquierda.

La comparación de imágenes radiográficas antes y después de las intervenciones magnéticas evidencian también que ya no existe impactaciòn de la cabeza del fémur en la fosa acetabular, como se apreciaba en las radiografía 1 y 2, este dato radiográfico es compatible con la sensación de mejora de la movilidad  y disminución del dolor al mover dicha articulación.
El informe radiográfico esta vez reporta una nueva mejoría de la coxoartrosis, que en 5 meses ha bajado del estadio 3 (Diciembre 2016) al estadío 2 (Mayo 2017). 

FISIOPATOLOGÌA DE LA ARTROSIS
La Artrosis se asocia con la destrucción del cartílago, la remodelación ósea subcondral y la inflamación de la membrana sinovial, aunque la etiología y la patogénesis que subyacen a esta enfermedad debilitante son poco conocidas. Las moléculas inflamatorias segregadas, tales como las citoquinas proinflamatorias, están entre los mediadores críticos de los procesos perturbados implicados en la fisiopatología de la artrosis. La interleucina (IL) -1β y el factor de necrosis tumoral (TNF), en particular, controlan la degeneración de la matriz del cartílago articular (1) Estos mediadores aumentan significativamente la expresión génica de las metaloproteinasas (MMP). Las citoquinas también bloquean las vías de síntesis compensatorias de los condrocitos necesarias para restaurar la integridad de la matriz extracelular degradada (2)


DATOS ACERCA DEL MECANISMO DE LAS CÉLULAS MADRE MESENQUIMALES (CMM) Y DEL PAR GEN PARA REPARAR CARTÍLAGOS.

Las CMMs parecen ser capaces de modular la respuesta inmune. El estudio de esta propiedad inmunosupresora es actualmente el foco de atención para el tratamiento de aquellos casos en los que la inflamación juega un papel importante en la destrucción del tejido,

No obstante, esta inmunosupresión, requiere una activación previa de las CMMs por medio de citocinas proinflamatorias como interferon γ (IFNγ), TNFα, IL1α o IL1β (3) (4) (5).

Los mecanismos responsables de esta inmunomodulación están basados en la producción de la PGE2, de la indoleamina 2,3 – dioxigenasa (IDO) y la producción del NO y en la expresión de citosinas (6).

Se ha demostrado que in vitro, las CMMs son capaces de diferenciarse a condrocitos, prevenir su apoptosis e impedir el desarrollo y progresión de la artrosis (7).

Las CMMs son capaces de autorenovarse, diferenciarse a múltiples linajes mesodérmicos como los condrocitos o los osteoblastos y secretar factores de crecimiento e inmunodulación que afecten de manera paracrina al microambiente celular en el que se ubiquen.

Se ha demostrado que las CMMs en pacientes con artrosis presentan una menor expresión de genes relacionados con su capacidad regenerativa, entre ellos el COL10A1 e IGF1. (8)

Las CM mesenquimáticas de individuos adultos pueden ser obtenidas de células grasas, médula ósea y otros tejidos.

El uso de inyecciones intraarticulares de células madre mesenquimáticas expandidas no se han descrito en la articulación de la cadera sin embargo, hay algunos estudios en animales y clínicos en otras articulaciones (9),  posiblemente  por la dificultad en el acceso a dicha articulación, la gran mayoría de estudios se ha hecho sobre artrosis de rodilla, si bien estos reportan  mejoría de los pacientes, esta suele ocurrir en el mejor de los casos luego de  6 meses a un año.

El año 2012 Emadedin y col. reportó a seis pacientes de sexo femenino con indicación de reemplazo articular de rodilla, tratadas con inyecciones de células madre mesenquimáticas. A los 12 meses de seguimiento, hubo una disminución significativa en la media de dolor, así como mejoras en la función articular, distancia, crepitación patelar y flexión de la rodilla. Imágenes de Resonancia Magnética obtenidas a los seis meses del tratamiento mostraron un aumento en el grosor del cartílago y la extensión del tejido de reparación sobre el hueso subcondral en la mitad de los pacientes (10).

La activación y redireccionamiento magnético de CMM ha producido en el caso clínico que se reporta líneas arriba, mejoría sintomática y radiológica en menos de 6 meses.

La evidencia indica que la osteoartritis se asocia con una población local agotada de MSC estromal, y los que existen muestran reducida capacidad proliferativa y diferenciación (11,12).
Es posible que el par gen estimule la proliferación-activación de las CMM in situ y desde otras zonas hacia el cartílago articular dañado.

El agotamiento y la alteración funcional / disminución de la regulación de las poblaciones MSC con reducida capacidad de diferenciación también se ha postulado como una causa de artrosis degenerativa progresiva (13, 14).

A pesar de estos hallazgos, se ha observado que existen MSCs con potencial de diferenciación condrogénica en pacientes con osteoartritis , independientemente de la edad o la etiología de la enfermedad (15)

Las células madre mesenquimales tienen propiedades inmunomoduladoras y se ha demostrado que suprimen citoquinas proinflamatorias  (16).

De acuerdo a los últimos avances de la medicina alopática, la mejor manera de regenerar y reparar el cartílago articular es mediante el uso de células madre mesenquimales del propio paciente, obtenidas mediante una miniliposucción abdominal con anestesia local o bien por punción de médula ósea, siempre y cuando sean cultivadas en laboratorio para llegar al nivel de concentración celular apropiado, que varía entren 50 y 70 millones de células por mm3 (16). Sin embargo la eficiencia de los resultados se reportan luego de 6 meses a un año con el procedimiento antes descrito.

Con la tecnología BIOMAGNETISMO / PAR GEN no se tiene que someter al paciente a ningún procedimiento invasivo y los resultados positivos en este caso clínico concreto se han  observado a los pocos meses de tratamiento y sin efectos secundarios.  
Hay que anotar que no se utilizó sustancias liberadoras de células madre.

¿Cuál es el probable mecanismo por el cual este paciente ha sentido una rara sensación, molesta, displacentera no dolorosa en la articulación coxofemoral luego de la aplicación de la técnica par gen?

Posiblemente la sensación displacentera se pueda explicar por la activación con el polo positivo aplicada en la articulación dañada, la cual se inflama (por activación magnética) y al hacerlo moviliza mediadores químicos proinflamatorios cuya presencia es indispensable para disparar los mecanismos desinflamantes, modeladores-reparadores de cartílago y que explicarían  la sensación molesta en la cadera que experimentaba el paciente en este caso.

A pesar que no hay una literatura que fundamente lo que afirmo, por encontrarse este tipo de investigaciones en un nivel exploratorio, puedo deslizar la siguiente hipótesis:
La aplicación del magneto activador en la zona de cartílago dañado induce la producción de citoquinas proinflamatorias las cuales se magnetizan cargándose positivamente, estas señales inflamatorias (que ya no son meramente químicas) sino de naturaleza quìmico-magnètico otorgan un mayor poder estimulante a la señal (magnetizada positivamente) para que las células madre mesenquimales (magnetizadas negativamente) se dirijan al cartílago dañado (magnetizado positivamente) a producir sostenidamente efectos reparadores.
La reparación celular se basaría en la inmunomodulaciòn, que es una demostrada propiedad que tienen las CMM, con el bloqueo sostenido de los mediadores proinflamatorios IL1, IL6, TNF alfa. La reducción de la inflamación marca el inicio de los procesos reparativos y de remodelación del cartílago dañado.
                                  Al igual que algunas técnicas alopáticas de intervención terapéutica
                                     con CMM, el Par Gen entre otros mecanismos actuaria también
                                         inhibiendo los mediadores pro inflamatorios TNF, IL1, IL6

DIRECCIONAMIENTO MÁGNÉTICO DE LAS CÉLULAS MADRE UTILIZANDO CAMPOS MAGNÉTICOS
ES UNO DE LOS AVANCES CIENTÍFICOS QUE PUEDE ACELERAR  Y MEJORAR LOS RESULTADOS DE LA MEDICINA REPARATIVA QUE UTILIZA CELULAS MADRE
La utilización de bimagnetismo para dirigir a las células madre a los órganos o tejidos dañados ya se está investigando experimentalmente en Keele University, pero con un procedimiento más complicado (y sería mucho más caro) que con la técnica del  par gen 2.0, consiste en la inserción de nanopartículas magnéticas en la superficie de las célula madre, se coloca un imán de forma remota en el  órgano dañado para favorecer la migración de la célula madre al tejido/órgano objetivo. El direccionamiento biomagnético es mi juicio el modo más seguro y efectivo de dirigir las células madre al tejido/órgano objetivo,. La técnica de par gen clásica y par gen 2.0 tiene adicionalmente la gran ventaja que no es invasiva y es económica.
En el siguiente video se muestra las investigaciones sobre reparación de hueso
realizadas en Keele University magnetizando las células madre con nanopartículas para asegurarse que llegarán al hueso dañado para favorecer su reparación.



REFERENCIAS LINKOGRÁFICAS

1) Fernandes JCMartel-Pelletier JPelletier JP. Biorheology. 2002;39 (1-2):237-46. The role of cytokines in osteoarthritis pathophysiology. Disponible en:

2) Kapoor MMartel-Pelletier JLajeunesse DPelletier JPFahmi H. Role of proinflammatory cytokines in the pathophysiology of osteoarthritis. Nat Rev Rheumatol. 2011 Jan;7 (1):33-42.
3) Groh, ME, Maitra, B, Szekely, E, y col. Human mesenchymal stem cells require monocyte mediated activation to suppress alloreactive T cells. Exp Hematol, 2005. 33(8): p. 928-34.
4) Le Blanc, K, Tammik, L, Sundberg, B, y col. Mesenchymal stem cells inhibit and stimulate mixed lymphocyte cultures and mitogenic responses independently of the major histocompatibility complex. ScandJ Immunol, 2003. 57(1): p. 11-20.
5) Ren, G, Zhang, L, Zhao, X, y col. Mesenchymal stem cell-mediated immunosuppression occurs via concerted action of chemokines and nitric oxide. Cell Stem Cell, 2008. 2(2): p. 141-50.
6) Jorgensen, C, Djouad, F, Bouffi, C, y col. Multipotent mesenchymal stromal cells in articular diseases. BestPract Res Clin Rheumatol, 2008. 22(2): p. 269-84.
7) Djouad, F, Mrugala, D, Noel, D, y col. Engineered mesenchymal stem cells for cartilage repair. Regen Med, 2006. 1(4): p. 529-37.
8) Esther Villafuertes Alonso Regeneración e inmunomodulación en células madre mesquenquimales de pacientes artrósicos: estudio genético y funcional. Tesis Doctoral 2014 Univ. Complutense de Madrid. Disponible en: http://eprints.ucm.es/27360/1/T35477.pdf
9) Rodrigo Mardones , Dra. Catalina Larraín.  Artrosis de Cadera: Tratamiento no protésico y Alternativas de Manejo con Células Madres Mesenquimáticas  Rev. Med. Clin. Condes - 2014; 25(5) 768-775] disponible en:
10) Emadedin M, Aghdami N, Taghiyar L, et al. Intra-articular Injection of Autologous Mesenchymal Stem cells in six patients with knee osteoarthritis. Arch Iran Med 2012;15 (7):422-8.
11) Fahy N, de Vreis-van Melle ML, Lehmann J, et al. Human osteoarthritis synovium impact chondrogenic differentiation of mesencymal stem cells via macrophage polarization state. Osteoarthritis Cartilage. 2014;22(8):1167–1175.
12) Sellam J, Berenbaum F. The role of synovitis in pathophysiology and clinical symptoms of osteoarthritis. Nat Rev Rheumatol.2010;6(11):625–635. doi: 10.1038/nrrheum.2010.159.
13) Murphy JM, Dixon K, Beck S, et al. Reduced chondrogenic and adipogenic activity of mesenchymal stem cells from patients with advanced osteoarthritis. Arthritis Rheum. 2002;46:704–713.
14) Barry F, Murphy M. Mesenchymal stem cells in joint disease and repairNat Rev Rheumatol. 2013;9:584–594. doi:10.1038/nrrheum.2013.109.
15) Barry FP. Biology and clinical applications of mesenchymal stem cellsBirth Defects Res C EmbryoToday. 2003;69:250–256.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario